Yoga Armoniza Tu Cuerpo y Mente

Yoga armoniza tu cuerpo y tu mente

En el yoga, cuerpo, psique y espíritu se robustecen y sosiegan con la práctica de las asanas, la respiración y la meditación.

Esta milenaria disciplina es de los mejores sistemas de cuidado integral que existen.

Yoga Armoniza Tu Cuerpo y Mente

Yoga Armoniza Tu Cuerpo y Mente

Qué es el yoga

Las asanas asisten al yogui a purificar cuerpo y psique.

Más que una práctica, es un modo de vida que sana, cuida y robustece el cuerpo, la psique y el espíritu a través de la práctica de las asanas, la respiración y la meditación.

Practicado en la India desde hace miles de años, se ha transformado en uno de los sistemas de acondicionamiento físico y espiritual con más adeptos en la actualidad.

El hinduismo es una de las etnias más complejas del planeta.

El yoga es parte integrante de su tradición religiosa, espiritual, cultural y social.

Hay textos de hace miles de años que charlan sobre prácticas de meditación, respiración, trascendencia y una serie de posturas que asisten al yogui a purificar su cuerpo: las asanas.

Existen más de 100 géneros de esta milenaria disciplina.

En occidente se conocen y se practican distintos estilos que derivan del Hatha yoga, uno de los más activos.

Los hay más espirituales, como el Kundalini, o bien más físicos y exigentes, como el Bikram, que se practica en una habitación caliente (a la temperatura normal en la India).

Incluso hay un yoga facial para relajar y fortalecer los músculos de la cara.

¿ Exactamente en qué consiste su práctica ?

A lo largo de una sesión, que acostumbran a perdurar entre una hora y una hora y media, se practican diferentes asanas o bien posturas armonizadas con la respiración, ventajosas tanto para el cuerpo como para la psique.

Las asanas tienen diferentes grados de complicación, desde las más fáciles para principiantes, hasta las más extremas que practican los pupilos avanzados.

La mayor parte de las clases acostumbra a iniciar con un calentamiento llamado Salutación al Sol, que entiende una sucesión activa de situaciones que se comienzan de pie y nos hacen bajar hasta el suelo para calentar y lubrificar músculos y articulaciones.

Todo ello conjuntado con la respiración, que nos ayuda a producir calor y energía.

Tras el calentamiento se empieza con las asanas o bien situaciones estáticas, siempre y en todo momento efectuando una postura y su contrapostura para trabajar el cuerpo y la musculatura de forma equilibrada.

Haz Click Aquí Para Ver:  Respiración En El Yoga Y Su Entrenamiento

Si la clase es activa, como en el caso del yoga Flow, Power, Activo o bien Asthanga, las asanas se van a hacer en movimiento, de forma fluida.

Todas y cada una de las clases acaban con una relajación de unos diez o bien quince minutos en la que se devuelve al cuerpo y a la psique a la calma.

Conforme al estilo o bien el maestro, puede hacerse una meditación final.

Su práctica se puede hacer en un centro especializado o bien club deportivo, cuando se ha aprendido la técnica adecuada y las asanas, es posible continuar una práctica personal (sadana), lo que nos deja hacer ejercicio y aliviar nuestra psique estemos donde estemos.

Beneficios para la salud.

Practicar yoga aporta beneficios tanto a nuestro cuerpo como a nuestra psique.

Su práctica en cualquiera de sus modalidades genera un enorme cambio, no solo físico, en quienes adiestran sus múltiples posturas, pues da control, equilibrio y paz interior.

Las asanas lubrifican los órganos, mejoran la circulación sanguínea y la flexibilidad muscular, y asisten a que las articulaciones, los músculos y otras unas partes del cuerpo funcionen adecuadamente.

Las asanas no solo ejercitan los músculos, la fuerza, resistencia y equilibrio, sino masajean los órganos internos, activan el metabolismo (practicando frecuentemente se queman muchas calorías, sobre todo en reposo), se oxigenan el organismo y se mejora el funcionamiento intestinal.

Este es el caso de las posturas invertidas, que renuevan el flujo sanguíneo, remozando el organismo desde dentro.

Hacer yoga de forma frecuente da energía y mejora la salud, robustece y estira la musculatura de todo el cuerpo, corrigiendo inconvenientes posturales y previniendo nosologías de espalda y articulares.

Practicarlo no sólo nos cambiará el cuerpo, sino más bien nuestra energía, nos va a ayudar a ser más conscientes de nosotros mismos, a descubrir muchas cosas que tienen ver con nuestra ánima, a cuidar nuestro cuerpo de forma saludable, a adquirir calma y serenidad.

Está singularmente recomendado para quienes procuran un sistema de acondicionamiento físico que no solo entrene su cuerpo sino también su intelecto.

De esta forma, resulta idóneo para quienes padecen agobio, ansiedad y tienen inconvenientes de sueño o bien depresión; y para quienes desean desarrollar su parte espiritual y mudar sus hábitos vitales.

Géneros de yoga.

El Hatha yoga es el origen de la mayor parte de las disciplinas que se practican en nuestros días.

Hay muchos estilos, unos más físicos y otros más meditativos, más técnicos o bien más populares, lo que hace que cada persona pueda hallar un tipo que se adapte a sus necesidades físicas o bien mentales.

Haz Click Aquí Para Ver:  Meditación En El Yoga Y Sus Beneficios

El origen de la mayor parte de las disciplinas que el día de hoy se practican está en el Hatha yoga o yoga de la fuerza y la energía, que tiene su origen en el tantrismo, un movimiento cultural y espiritual que brotó en la India en la edad media.

La meta del Hatha es robustecer el cuerpo, despertar su energía y purificarlo.

A través de la práctica del pranayama o respiración se mueve el prana o energía vital.

Las posturas asisten al practicante a trascender el cuerpo, a darle primacía al espíritu.

En occidente el significado espiritual muy frecuentemente queda apartado, transformándose su práctica en una pura disciplina gimnástica.

El Hatha es la base de todos y cada uno de los estilos de yoga modernos y el más practicado en Occidente.

Se fundamenta en la realización de un calentamiento conocido como Salutación al Sol, seguido de una serie de catorce posturas y sus variaciones, entre aquéllas que se intercalan situaciones de reposo.

Al practicante asimismo se le enseñan diferentes técnicas respiratorias.

Cada asana tiene beneficios concretos para el cuerpo, la psique y el espíritu.

Este género de yoga es idóneo para iniciarse, para quienes procuran un estilo activo y exigente físicamente.

Géneros más habituales

Kundalini

El yoga Kundalini emplea las asanas del Hatha mas las acostumbra a asociar en kriyas o bien conjuntos de posturas con un objetivo: prosperar las funciones del sistema renal, abrir el corazón, prosperar la capacidad respiratoria, activar el sistema linfático, trabajar el suelo pélvico, liberar emociones.

La clase intercala cantos y mantras y toda la práctica física va dirigida a una meditación final.

Los practicantes de Kundalini mantienen que este estilo evoca exactamente la kundalini, la energía que todos tenemos aletargada en la base del cuerpo.

Representada como una serpiente, que cuando se despierta sube por el cuerpo hasta llegar a la cabeza.

Este estilo es muy aconsejable para quienes deseen explorar y desbloquear sus emociones, y para quienes deseen iniciarse en la meditación.

Iyengar

El yoga Iyengar, creado por el profesor del mismo nombre, es el más técnico y perfeccionista de todos.

Basado en las situaciones del Hatha mas sin ningún género de sistematización, el Iyengar emplea cinturones, bloques, sillas, mantas y otras herramientas para corregir las posturas y prosperar la práctica.

Haz Click Aquí Para Ver:  Cómo Meditar de Forma Correcta

Una disciplina bien interesante para quienes deseen practicar yoga de manera segura y adquirir una buena base técnica.

Ashtanga

El Ashtanga yoga es el más intenso y activo de todos y cada uno de los estilos, solo capaz para practicantes con buenas cualidades físicas.

En este estilo se efectúan exactamente los mismos saludos al sol y situaciones que en Hatha, mas introduciendo saltos, equilibrios, posturas y secuencias propias de un atleta.

Este estilo es el más apropiado para quienes desean adiestrar duro y precisan sensaciones fuertes al hacer ejercicio o bien desean abrasar calorías.

Bikram

Bikram yoga es una de las clases más originales.

Este estilo prosigue la serie de Hatha yoga pero en una habitación a unos cuarenta grados, aproximadamente la temperatura de la India.

El calor hace que los músculos se estiren considerablemente más de forma profunda y el cuerpo suprima muchas toxinas, puesto que se suda continuamente.

Para practicarlo hay que llevar ropa ligera y una enorme botella de agua.

Consejos para la práctica del yoga

La clase de yoga es tu instante para desconectar del planeta.

Si ya estás listo y dispuesto para comenzar su práctica, acá tienes ciertos consejos para sacarle el máximo partido:

Busca un centro especializado, con profesores certificados en el estilo que den, especialmente si tienes alguna nosología de espalda o bien de otro tipo.

Prueba múltiples estilos antes de decidirte por uno, podría decirse que hay un estilo para cada género de persona.

Ten paciencia, los cambios físicos permanentes en yoga requieren tiempo y hay que empezar de forma suavísima, siempre y en todo momento haciendo las opciones fáciles que nos indique el maestro.

En caso contrario corremos el peligro de lesionarnos.

Usa ropa de colores claros, transpirable y muy cómoda para hacer las clases.

Lleva siempre y en toda circunstancia una sudadera y calcetines para abrigarte a lo largo de la relajación y una botella de agua por si acaso tienes sed a lo largo de la clase.

Toma agua y líquidos antes, a lo largo de (si lo precisas) y tras la clase, mas intenta no comer por lo menos 2 horas antes de una sesión.

Deja el móvil fuera de clase, tómate la clase de yoga como tu instante para desconectar del planeta.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *