Parkinson y Nordic Walking Complemento Perfecto

Parkinson y Nordic Walking Complemento Perfecto

La enfermedad de Parkinson

La enfermedad de parkinson recibe su nombre en honor a James Parkinson, quien la descubre en mil ochocientos diecisiete y la define como parálisis agitante, una mezcla de rigidez y temblor.

Parkinson Y Nordic Walking Complemento Perfecto

Parkinson Y Nordic Walking Complemento Perfecto

Este trastorno neurodegenerativo es el segundo más relevante, tras el Alzheimer, por su carácter progresivo de larga duración y también irreversible.

El parkinson se acostumbra a diagnosticar por la identificación de una combinación de signos y síntomas motores propios, como son la perturbación y reducción del movimiento, la inestabilidad postural, el temblor o bien la rigidez.

No obstante, asimismo se ven perjudicados sistemas no motores, dando sitio a otros síntomas como demencia, inconvenientes neuropsiquiátricos, náuseas, estreñimiento o bien trastornos del sueño y la visión, entre otros muchos.

Las perturbaciones en la marcha y el equilibrio son muy incapacitantes y bastante difíciles de tratar provocando caídas que pueden derivar en fracturas y la siguiente inmovilización.

Tras esta clase de acontencimientos, los pacientes con parkinson acostumbran a adquirir temor a caídas futuras, produciendo la auto-limitación, la reducción de actividad física y de la calidad de vida.

La inactividad física acarrea una minoración de la fuerza y la potencia muscular y, por último la dependencia.

Es esencial trabajar para desarrollar programas de ejercicio seguros, atractivos, agradables y amenos para los pacientes con parkinson puesto que el ejercicio tiene un papel fundamental en la rehabilitación, ayudando a romper el ciclo de agravamiento de los síntomas.

Nordic Walking como procedimiento de rehabilitación

En nuestros días, las técnicas de rehabilitación más habituales en el momento de mitigar o bien retrasar los efectos del parkinson son:

  • Ejercicios aeróbicos tradicionales que asisten a progresar la velocidad de la marcha y el equilibrio.
  • Ejercicios de fuerza de grandes conjuntos musculares que mejoran la masa muscular y la potencia.
  • Tai Chi, que es ventajoso eminentemente sobre aspectos del equilibrio.
Haz Click Aquí Para Ver:  Nordic Walking Esquiar Sin Nieve

El parkinson acarrea acinesia, o bien falta de movimiento, lo que produce lentitud, fatiga y reducción de la amplitud en los movimientos, como en la expresión facial, la escritura o bien la marcha.

También acompañan perturbaciones de postura y equilibrio, que acostumbran a dar sitio a deformidades, o bien flexión en todas y cada una de las articulaciones, la denominada postura de simio.

Además de esto es común la pérdida de los reflejos posturales y de enderezamiento, las perturbaciones en la marcha, a raíz de estar flexionados cara adelante.

En esta postura el centro de gravedad avanza por delante de su situación habitual produciendo pasos cortísimos y veloces que no llegan a compensar el centro gravitacional, con lo que el desequilibrio tiende a ser cada vez mayor.

Los pacientes con parkinson tienden a caminar en pequeños pasos, encorvados, con las manos temblorosas y codos flexionados.

Es precisamente por esto que las mayores contrariedades de estas personas se generan al dar el paso inicial, parar, regresar atrás y rodear los obstáculos.

En nordic walking, el empleo de bastones puede llegar a dar una enorme seguridad al paciente, en tanto que deja ampliar la extensión de los brazos y la zancada, mientras que se sostiene un equilibrio firme.

La postura se mejora merced al apoyo que supone el bastón.

A lo largo de la práctica de nordic walking, la activación de la parte superior del cuerpo puede progresar los factores espacio-temporales de la marcha.

Además de esto, siendo un ejercicio en el que se desarrolla la fuerza, resistencia, coordinación y equilibrio, puede frenar el proceso de envejecimiento que empeora los síntomas de la enfermedad.

Haz Click Aquí Para Ver:  Trail Running, Algo Más Que Correr

Otro de los efectos derivados del parkinson es la depresión, para lo que el nordic walking asimismo puede resultar muy ventajoso, puesto que alienta a la interactuación social.

Característica que comparte con el tango argentino o bien el tai-chi.

No obstante, el nordic walking solo precisa un curso de iniciación supervisado por un instructor, y puede efectuarse en cualquier terreno o bien entorno y prácticamente a cualquier edad, no siendo de este modo para el tango o bien tai-chi.

Como es lógico, todo va a depender del grado de afectación funcional, en tanto que en grados severos va a ser precisa la supervisión y ayuda de un fisioterapeuta.

En verdad, en Alemania y también Italia existen asociaciones de pacientes en primeras fases de parkinson que usan el nordic walking para disminuir su evolución.

El nordic walking es atractivísimo y esto causa que el cumplimiento terapéutico sea amplísimo.

Además de esto, es un ejercicio al que se pueden adherir los propios familiares.

En el estudio Efectos de caminar, nordic walking o bien flexibilidad y relajación en el desarrollo del parkinson, publicado en Journal of Aging Research, se equiparó el efecto de diferentes actividades (pasear, nordic walking o bien flexibilidad y relajación) en noventa pacientes de parkinson.

Los resultados probaron que practicado el ejercicio asignado 3 veces a la semana a lo largo de setenta minutos y durante 6 meses, el conjunto del nordic walking ensayó valores superiores a los del resto de conjuntos en habilidad postural, estabilidad, amplitud del paso y patrón de la marcha normal.

Por otra parte, el setenta por ciento de los acompañantes de los participantes se animó a practicar nordic walking y todos y cada uno de los asistentes prosiguieron practicando una vez finalizado el estudio.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *