Nordic Walking Esquiar Sin Nieve

Nordic Walking

¿Esquiar sin nieve es posible?

En Finlandia creyeron que sí y, en pocos años, han popularizado el nordic walking, un deporte que combina el esquí de fondo y el senderismo.

Descubre los beneficios de la marcha nórdica.

Cada vez son más los amantes del nordic walking.

Nordic Walking Esquiar Sin Nieve

Nordic Walking Esquiar Sin Nieve

Qué es la marcha nórdica

Quien haya vivido o bien ido de vacaciones a algún país del norte de Europa o U.S.A. es posible que se haya sorprendido al ver por la calle a un conjunto de personas, o bien quizás a una sola, andando con unos extraños bastones en una calle o camino de una urbe cualquiera.

¿Son senderistas en busca de un monte próximo, o bien un conjunto de esquiadores perdido?

Hay un tanto de veras en los dos casos, pues lo que verdaderamente hacen es practicar marcha nórdica, un deporte que mezcla el senderismo y el esquí.

La marcha nórdica, asimismo famosa por su nombre en inglés nordic walking, e inclusive por su nombre en finlandés, sauvakävely, nació para dar respuesta a la necesidad de los practicantes de esquí de fondo de continuar con la practica de su deporte cuando ya no tenían nieve.

Estos profesionales no podían aguardar al duro invierno finlandés y deseaban adiestrarse todo el año, con lo que comenzaron a imitar los ejercicios propios del esquí de fondo, mas sin nieve y, por tanto, sin esquíes.

Fue a mediados del siglo veinte cuando estos esquiadores finlandeses empezaron a esquiar en verano, si bien no fue hasta la década de los ochenta del pasado siglo cuando comenzó a considerarse y a formarse como un deporte con entidad propia.

Sin embargo, los primeros pasos para normalizarlo como deporte se dieron en U.S.A., si bien fue nuevamente un fabricante nórdico, con la ayuda del especialista Marko Kantaneva, quien inventó unos bastones singulares para marchar sin nieve.

Sorprendentemente, el número de practicantes de nordic walking ha crecido de forma increíble en ciertas zonas del planeta en los últimos quince años; por poner un ejemplo, en la cuna de esta modalidad deportiva, Finlandia, el veinticinco por ciento de la población ya lo practica de forma frecuente.

Y desde el país de Santa Claus se está propagando de manera rápida por el resto del planeta.

La marcha nórdica es un deporte conveniente para prácticamente cualquier persona, en tanto que se trata de una actividad suave y que se puede amoldar a las demandas, capacidades y edad de sus participantes.

Haz Click Aquí Para Ver:  Nutrición Deportiva En La Práctica Del Deporte

Pasear es el ejercicio básico que todos y cada uno de los profesionales de la salud aconsejan para sostener una vida sana y activa, y la marcha nórdica se fundamenta en lo mismo que caminar, mas con la ayuda de unos bastones singulares.

En las ventajas para la salud de la marcha nórdica, una investigación publicada por el Instituto alemán de Biomecánica, en Bad Sasendorf, resalta los siguientes:

Se trata de un ejercicio aeróbico, con lo que ayuda a trabajar el sistema cardiovascular y la capacidad respiratoria y a prevenir o bien supervisar diferentes enfermedades como la diabetes tipo dos o la hipertensión arterial.

En contraste al tan en tendencia running o el footing, la marcha nórdica no es violenta para tobillos, rodillas o espalda, pues no se brinca al caminar.

Trabaja tanto el tren superior como el tren inferior, con lo que es un deporte bastante completo.

El nordic walking es ideal para las personas que desean perder peso, en tanto que quema considerablemente más calorías que con el ejercicio que se hace al pasear sencillamente.

En este sentido, un hombre quema unas seiscientos kilocalorías si la practica a una velocidad de seis con cinco km/hora, y una mujer cerca de cuatrocientos cincuenta kilocalorías a exactamente la misma velocidad.

Como cualquier otra actividad física, ayuda a liberar endorfinas y, en consecuencia, crea una sensación de bienestar.

La marcha nórdica ayuda a combatir el estrés y aporta una mejor oxigenación al cerebro, incrementando, así, la capacidad cerebral y todas y cada una de las actividades relacionadas con ella.

Ropa cómoda, un buen calzado transpirable con suela antideslizante y que sostenga bien el pie, líquido para una adecuada hidratación y muchas ganas, son los complementos precisos para el equipamiento básico de marcha nórdica.

Los bastones: unos simples palos cogidos en un bosque, o bien los bastones que emplean los abuelos para asistirse al pasear no son convenientes para la práctica de la marcha nórdica.

Esto es debido a que estos no amortiguan los golpes ni las vibraciones que se generan cuando se golpea el suelo con ellos.

Sin ningún género de dudas, lo que marca la diferencia en la marcha nórdica son sus bastones, cuyo peso puede fluctuar entre los ciento cincuenta y los quinientos gramos en dependencia del material con el que estén hechos.

Los bastones para la práctica de nordic walking están hechos de una mezcla de fibras de vidrio (que absorbe las vibraciones) y carbono (un treinta por ciento de carbono por lo menos, si bien se aconseja que tengan entre un cincuenta-ochenta por ciento de este material a fin de que sean más resistentes), que deja que sean resistentes, ligeros y capaces de absorber las vibraciones.

Haz Click Aquí Para Ver:  Burpees Que son y Cómo Realizarlos

El aluminio no está recomendado en este caso.

Además de esto, es esencial que no sean telescópicos, para impedir de esta forma el peligro de que se cierren repentinamente y pueda generarse una poco afortunada caída.

En lo que se refiere a la punta, lo idóneo es que sea de tungsteno, y puede ser recta o bien curva (poquísimo utilizada en la marcha nórdica y con accesorios costosos y bastante difíciles de hallar).

Además de esto, debe contar con una protección adicional de unas almohadillas o «pads»cuando se vayan a emplear en superficies en las que no se pueda clavar, como puede ser en las aceras.

Asimismo hay que tomar en consideración el género de empuñaduras.

Lo idóneo es que sean de corcho y deben contar con unas correas de unión para la muñeca llamadas «dragoneras», que sirven para devolver el bastón a su situación de partida.

Si bien es frecuente hallar empuñaduras de plástico (no absorben la transpiración) y de caucho (semitranspirables).

Otro punto esencial que se debe tener en consideración es la altura de la persona que los vaya a utilizar.

Los bastones tienen una longitud que va desde los cien centímetros (ideal para personas con una altura de uno con cuarenta y siete a uno con cincuenta y cuatro metros) hasta los ciento veinticinco centímetros (para personas de uno con ochenta y cuatro a uno con noventa y cinco metros), con diferentes modelos cada 5 centímetros.

Esta es una medida estándar y depende de si se quieren usar los bastones para hacer ejercicio o bien en modo competición; en este último caso, es mejor preguntar a profesionales que aconsejen el tipo y el largo del bastón para prosperar los resultados.

Las sesiones de nordic walking pueden ser muy, muy diferentes, en tanto que se puede efectuar este deporte en prácticamente cualquier terreno.

Además de esto, va a depender asimismo del nivel físico de los participantes, y asimismo de si estos van en conjunto o bien prefieren efectuarlo de forma individual.

Considerablemente más entretenido va a ser, evidentemente, practicarlo en compañía.

Debido a su veloz expansión, muchos son los conjuntos de personas que se reúnen de forma periódica para practicar la marcha nórdica, tanto en circuitos urbanos como en zonas más naturales.

Haz Click Aquí Para Ver:  Nordic Walking El Deporte De Moda En El Mundo

Es simple localizar estos conjuntos en un veloz rastreo de Internet, mas asimismo es posible consultar a las federaciones nacionales de marcha nórdica que, poquito a poco, se van abriendo en diferentes países.

Algo que acostumbran a compartir todas y cada una de las personas que se resuelven a practicar nordic walking es la extraña sensación del primer día cuando se percatan de que este deporte no es sencillamente pasear.

No obstante, y merced a la ayuda de un monitor especializado, pronto van a aprender de qué manera efectuar los movimientos de la forma adecuada y sin dañar su salud.

Una de las técnicas más generalmente utilizadas para practicar nordic walking es la ALFA.

Esta técnica enseña de qué forma realizar el ejercicio de una forma básica:

A: caminar recto.

Es esencial que el practicante pasee siempre y en todo momento de forma erguida para no forzar la espalda con extrañas y dolorosas posturas.

L: longitud máxima de brazos.

No es preciso que los brazos estén totalmente estirados, mas sí es esencial que se efectúen movimientos extensos a fin de que la musculatura del brazo y del pecho puedan trabajar bien.

F: formación de un triángulo.

Hay que clavar el bastón formando un ángulo de unos sesenta grados.

Cuando el cuerpo pase a la altura del bastón, es el instante de soltarlo y centrarnos en el próximo paso y en el próximo bastón.

Y de esta forma de forma continua con cada uno de los bastones y cada uno de los pasos.

A: adecuación del ritmo.

La longitud del paso cambiará en dependencia de muchos factores (del terreno, de la longitud de la pierna, de la forma física, etc.), y asimismo de lo que se haya avanzado con la ayuda del bastón.

Conforme la INWA, la técnica diagonal o bien tradicional es la más empleada por sus practicantes a lo largo y ancho del globo, que se fundamenta en el procedimiento de los diez PasosTM, y está basada en 3 claves básicas: un patrón de marcha conveniente, la postura y el buen empleo de los bastones, con la intención de eludir movimientos que pudiesen producir lesiones articulares.

Para esto, lógicamente, asimismo es esencial efectuar un calentamiento anterior muscular y unos ejercicios de estiramiento cuando se concluya, para eludir indeseadas lesiones.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *