Artes Marciales Para Niños

Artes Marciales Para Niños

Las artes marciales son uno de los deportes más populares entre los niños y niñas.

Muchos progenitores llevan a sus hijos a efectuar yudo, karate o bien taekwondo como actividad extraescolar puesto que son muchas las ventajas que aportan en la niñez.

Enseñan valores como la disciplina, el respeto, la confianza, el autocontrol, esfuerzo, etc.

Artes Marciales Para Niños

Artes Marciales Para Niños

Además de esto son deportes ideales para niños con inconvenientes de concentración en tanto que deben memorizar y prestar atención a cada uno de ellos de los movimientos que tienen que efectuar.

Artes marciales para niños más convenientes.

Karate para niños.

El karate es uno de los deportes más completos que pueden practicar los niños.

Recomendado desde los cuatro años de edad, este arte marcial favorece el desarrollo de aparato psicomotor, la velocidad y la flexibilidad, aparte de instruir tolerancia y disciplina.

Beneficios del karate.

El karate tiene múltiples beneficios tanto a nivel físico como mental.

Los niños desarrollan su aparato psicomotor y su flexibilidad, mientras que mejoran su concentración y aprenden disciplina.

Yudo en la niñez.

La práctica del yudo ofrece a los niños la posibilidad de efectuar diferentes movimientos y técnicas, de conocer y dominar su cuerpo, de sostener una comunicación motriz con su compañero y de controlarse a si mismos.

Además de esto, es buena fuente de valores, de motivación y de ayuda para la toma de resoluciones.

Beneficios del Yudo.

El yudo es una de las artes marciales para niños preferidas por estos.

Desarrollan sus capacidades físicas y psíquicas y mejoran su estado de forma al tiempo que aprenden valores tan esenciales como el compañerismo o bien el respeto cara el resto.

Karate infantil

El karate favorece el desarrollo físico y personal de los niños.

Si bien para muchos progenitores el karate es homónimo de lucha y agresividad, es una actividad muy recomendada para todo género de niños, desde el más hiperactivo hasta el más tímido, una forma de conocerse a sí mismo y de desarrollarse de forma positiva como personas.

En sus orígenes tenía como objetivo la autodefensa.

Actualmente se ha transformado en un deporte organizado con sus pertinente reglas, si bien no está incluido en las competiciones olímpicas.

Este arte marcial se fundamenta en la lucha de uno contra uno, siempre y en toda circunstancia siguiendo las reglas impuestas.

Haz Click Aquí Para Ver:  Artes Marciales En España Y Su Historia

En qué momento practicar karate.

El karate puede ser practicado por los niños y las niñas desde los cuatro años, que es cuando su aparato locomotor está acabando de desarrollarse y los niños ya controlan sus movimientos y son siendo conscientes de hasta dónde pueden llegar.

Ahora bien, dependiendo de la edad de los pequeños, de esta forma van a ser las clases de ejercicios y técnicas que se efectúen a lo largo de las clases:

Karate para niños de entre cuatro y seis años: en esta etapa de iniciación a la arte marcial, los niños y niñas, de una manera siempre y en todo momento entretenida y entretenida, van a aprender poquito a poco lo que significa el karate y todo cuanto implica.

Van a aprender a encauzar su energía y su fuerza, a respetar a el resto compañeros y al maestro y a que conocerse mejor a sí mismos.

Además de esto desarrollarán sus capacidades, habilidades y potencial en el deporte, lo que van a poder extrapolar a su vida diaria.

Karate para niños de entre siete y diez años: desde los 7 años es realmente cuando el pequeño o bien la pequeña comienza a practicar karate.

Los profesores a lo largo de las clases enseñan a los pequeños técnicas, movimientos, figuras propias de este arte marcial.

En este etapa, conforme aumenta el aprendizaje, el pequeño efectúa una serie de exámenes que le dejan mudar el tono de su cinturón, esto es, acrecentar su nivel de karate.

Karate desde los once años: las clases de karate desde esta etapa son ya muy afines a las de los adultos.

Comienzan los combates y las competiciones, robusteciendo el cuerpo y adquiriendo una disciplina severísima.

Beneficios del karate infantil

El karate mejora la coordinación y enseña a los niños a respetar al resto

Aparte de lo útil que puede ser como procedimiento de defensa personal, el karate es uno de los deportes más completos física y mentalmente a los que puedes apuntar a tus hijos.

Los niños y las niñas se divierten mientras que aprenden disciplina, tolerancia y respeto y promueven su desarrollo óseo y muscular.

El Yudo y los niños

Los niños pueden comenzar en el yudo desde los seis años.

Es un deporte de contacto, sí, mas asimismo es un ejercicio muy educativo para el desarrollo físico y psíquico de los niños con un trasfondo ético y filosófico positivísimo.

Calificado por la Unesco como de los mejores deportes que pueden practicar los niños, esta disciplina olímpica supera la noción de combate cuerpo a cuerpo para dirigirse cara el conocimiento de uno mismo.

Para los niños es una de las actividades más amenas que pueden practicar y para los progenitores uno de los deportes más saludables a los que llevar a sus hijos.

Haz Click Aquí Para Ver:  Defensa Personal Para Mujeres

Te contamos de qué manera congenían el Yudo y los niños.

¿Por qué razón es bueno el Yudo para los niños?

El yudo es un deporte de contacto originario de Japón.

Fue fundado en mil ochocientos ochenta y dos por el maestro nipón Jigoro Kano con el propósito de crear un sistema educativo y no sencillamente instruir una serie de técnicas de autodefensa.

El propósito que se persigue en este arte marcial es abatir o tumbar al contrincante cuando se lucha de pie o bien gobernar y dominar su cuerpo cuando se lucha en el suelo.

Los yudocas usan una serie de técnicas y tácticas para lograr derrotar a su contrincante.

Además de esto, las capacidades físicas y mentales que deja desarrollar han propiciado que el yudo sea uno de los estilos de lucha competitiva más practicados hoy día.

En qué momento y de qué manera pueden los niños practicar yudo

En un inicio, los niños deben practicar yudo como un juego y no para competir; el comienzo de la competición va a venir determinado por su desarrollo físico y sus habilidades en el deporte.

Se puede practicar yudo en cualquier centro o bien club deportivo que esté acondicionado para esto.

Resulta necesario que haya una superficie sin columnas cubierta por el tatami (conjunto de planchas de gomaespuma prensada), que amortigua el contacto del pequeño contra el suelo; de esta forma van a poder jugar sin miedo a las caídas.

La indumentaria de los yudocas se compone de un quimono llamado judogi, que acostumbra a ser blanco y el cinturón de uno u otro color dependiendo del nivel en el que se halle el pequeño.

Además de esto, es fundamental saber que el maestro de yudo de tu hijo, aparte de ser cinturón negro, debe haber recibido una capacitación como maestro y haber conseguido una de las distintas titulaciones de enseñanza demandadas por la Federación de Yudo, del ayuntamiento o de tu Comunidad Autónoma.

La práctica del yudo para cada edad infantil

El yudo para niños de entre cuatro y siete años está caracterizado por tratarse, primordialmente, de ejercicios con los que instruir a los pequeños a dominar su cuerpo, conocer sus capacidades y posibilidades para desplazarse, saltar, correr, arrastrarse por el suelo, etcétera

Haz Click Aquí Para Ver:  Artes Marciales Mixtas ¿Cómo Nacieron?

Con estos simples ejercicios de psicomotricidad, los niños van a ir cogiendo confianza en sí.

Entre los siete y los diez años, esos fáciles ejercicios de psicomotricidad comienzan a conjuntarse con las técnicas más fáciles de yudo.

Aprenden a respetar a sus compañeros y su maestro y cada vez deberán esmerarse más para superarse a sí mismos y también ir evolucionando.

Desde los diez años los niños ya van a poder desarrollar técnicas deportivas de yudo.

En paralelo, van a tener la ocasión de poner en práctica lo que aprendieron sobre los valores de compañerismo, demanda o bien trabajo en grupo que aprendieron en fases precedentes.

Yudo para niños, sus beneficios:

Un arte marcial que promueve el respeto y el compañerismo.

El yudo es una de las artes marciales para niños preferidas por éstos.

Desarrollan sus capacidades físicas y psíquicas y mejoran su estado de forma al tiempo que aprenden valores tan esenciales como el compañerismo o bien el respeto cara el resto.

Si bien el yudo puede tener ciertas desventajas como la posibilidad de que los niños padezcan alguna lesión o bien lleven lo aprendido alén de las clases, la verdad es que las ventajas del Yudo para niños son incontables.

Las ventajas del Yudo en los niños:

  • Desarrollo de las habilidades motoras básicas.
  • Una de las reglas más esenciales en el momento de hacer yudo es aprender a caer apropiadamente, evitará muchas lesiones a lo largo de las clases y a su vez también fuera de ellas.
  • Favorece el desarrollo del aparato motriz.
  • Desarrollo de la fuerza, coordinación, velocidad, flexibilidad y equilibrio del pequeño.
  • Aprender a conocerse a sí mismos y a dominar su cuerpo.
  • Desarrollar su poder de autocontrol.
  • Estimulación del pensamiento táctico.
  • La velocidad del deporte fuerza a los niños a tener que tomar resoluciones veloces y definitivas en las distintas situaciones que le plantea su contrincante o bien plantea a su contendiente.
  • Pese a ser un deporte de contacto, transmite y enseña muchos valores a los niños: respeto, tolerancia, motivación, autoestima, educación, compañerismo, solidaridad, trabajo en grupo.

Existen más artes marciales para niños, en próximos artículos iremos ampliando el variado repertorio de ellas.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *